En Santa Fe capital se habilita el comercio con horarios reducidos



Los locales comerciales podrán abrir de lunes a viernes de 13 a 18 horas y los sábados de 8 a 12. Es para evitar la circulación masiva de personas en horarios picos. La reapertura de otras actividades se evaluará con los representantes de cada sector.

 

La Municipalidad de Santa Fe informa que, a partir de que el Gobierno nacional habilitara una nueva fase dentro de la pandemia que implica, entre otras cosas, el funcionamiento de los comercios minoristas para la ciudad de Santa Fe, desde el próximo lunes los locales comerciales atenderán en horario vespertino. 

 

“Celebramos que la Nación haya incorporado a Santa Fe en una nueva Fase de la cuarentena. Estamos preparados para este nuevo desafío porque tenemos una mesa de trabajo conjunta con el centro comercial, el sindicato y la provincia donde acordamos los protocolos de trabajo y seguiremos analizando la situación.”, explicó el intendente Emilio Jatón y agregó: “Pudimos dar previsibilidad y ahora, en esta nueva etapa, vamos a seguir por ese camino y, también, a trabajar en el monitoreo del impacto que la reapertura de los comercios puede tener en la salud de los santafesinos. Queremos cuidarlos a todos”. 

 

De todas maneras, el intendente remarcó que, en esta etapa, es central que cada persona tome los recaudos necesarios, ya sea el personal de comercio como la clientela. “Es un gran logro de toda la comunidad que haya pasado casi un mes sin nuevos contagios en la ciudad. Es esencial que no perdamos de vista que el coronavirus no está controlado en ningún lugar del mundo y por eso tenemos que ser muy responsables”, dijo Jatón.

 

La modalidad de reapertura del comercio se acordó entre las asociaciones que nuclean al rubro (Centro Comercial y asociaciones de avenidas), el CUEC y autoridades municipales y provinciales, para evitar la circulación masiva de personas tanto en sectores con gran actividad comercial y bancaria como en el transporte público. Esa mesa de trabajo continuará reuniéndose para ir evaluando la progresión de la flexibilización o si es necesario dar marcha atrás con las medidas, de acuerdo a la situación epidemiológica.

 

De esta manera, el comercio local trabajará de lunes a viernes, de 13 a 18 horas. Y los sábado lo hará de 8 a 12 horas. En esta definición están comprendidos aquellos comercios que hasta la fecha venían funcionando con el sistema de puerta a puerta. También se permite la apertura de las playas de estacionamiento, en horarios de 8 a 18, y continúa vigente la exención del SEOM.

 

En tanto, quedan excluidas del actividades de servicios personales de afluencia masiva como por ejemplo peloteros o gimnasios, como así también las actividades ya autorizadas a trabajar con atención al público, las cuales seguirán con el régimen vigente.

 

Respecto a las profesiones liberales, salones de belleza, peluquerías y otros servicios similares, se definió que las autoridades municipales mantendrán reuniones con los representantes de cada actividad para poder definir, de manera conjunta, una propuesta que permita la reapertura sin poner en riesgo la salud de nadie.

 

Recomendaciones

Se establece además que deben seguirse recomendaciones en cuanto a higiene y seguridad de los empleados, clientes, locales y mercadería a vender, de acuerdo a los protocolos establecidos por el Ministerio de Trabajo de la provincia de Santa Fe. Entre ellas, disponer alcohol en gel en la entrada para ofrecer a los clientes, medir la temperatura corporal de los empleados y que utilicen protectores faciales, así como las medidas de limpieza y desinfección vigentes.

 

Los dueños de los comercios y sus empleados deberán tramitar los permisos de circulación correspondiente para el desarrollo de la actividad, desalentando en todo momento el uso del transporte público de pasajeros.

 

Se permitirá un empleado en los locales que tengan hasta 25 m2, y podrán aumentar el número de empleados siempre respetando la medida de 1 cada 25 m2. Se sugiere a los locales organizar rotaciones de su personal.

El mismo criterio se respetará en relación a los clientes, dado que podrá ingresar al local un cliente cada 25 metros cuadrados. Afuera del comercio, se deberán demarcar líneas para que los clientes puedan esperar de forma ordenada y distanciada.

 

La permanencia de personas dentro del local deberá ser del menor tiempo posible, respetando la distancia de 1,50 metros entre las mismas y delimitando los espacios para formar filas de espera en cajas.

 

Los locales deberán presentar un protocolo de sanitización aplicable a todas las prendas y calzados que los clientes necesiten probarse en los locales.

Fuente www.santafeciudad.gov.ar