Adhesión e implementación de la Ley de Descanso Dominical



La adhesión e implementación de la Ley de Descanso Dominical fue el tema por el cual el Centro Comercial de Santa Fe convocó hoy en su sede a Monseñor Arancedo, concejales del sector oficialista y de la oposición, representantes del Sindicato de Empleados de Comercio de la ciudad, directivos de la Cámara de Supermercados e integrantes del Consejo Directivo de nuestra entidad.

Los concejales de la oposición expresaron su firme intención de lograr la ordenanza de adhesión a la ley provincial con las debidas y necesarias modificaciones acordes a la realidad de la ciudad, coincidiendo en que debe ser distinta a la sancionada en la ciudad de Rosario. Manifestaron la disidencia con los tiempos que el Ejecutivo Municipal se está tomando para estudiar los diversos impactos que ocasionaría la aprobación de una ordenanza de este tipo.

A su turno desde el bloque oficialista manifestaron sus recaudos sobre las consecuencias que podría traer la sanción de la ordenanza, refiriéndose especialmente a posibles pérdidas de puestos de trabajo.

Desde la Cámara de Supermercados manifestaron su acuerdo, citando los ejemplos de la ciudad de Santo Tomé y Recreo donde varios de los supermecadistas presentes indican que no abren los domingos desde la adhesión de los municipios y que al extender la franja horario de 8 a 22 hs las ventas se han equilibrado y hasta en algunos casos debieron incrementar la fuerza de trabajo.

Al tomar la palabra el presidente del Centro Comercial indica que el turista que llega a la ciudad no va a un supermercado sino que viene a gozar de los paisajes y centros de recreación que Santa Fe brinda.

El Sindicato de Empeados de Comercio manifiesta la urgencia del tratamiento definitivo de la Ordenanza ya que la mayoría de los sectores actuantes están de acuerdo, indicando que la implementación de una Asamblea Ciudadana o consulta popular, generaría más tiempo de dilación.

Monseñor Arancedo resaltó lo positivo de estar en una reunión de estas caracteríticas, solicitando se priorice a las personas y su derecho legítimo de gozar del día domingo en familia. Refieriendo que se trata de un tema cultural y sociologico mencionando claros ejemplos de Europa donde los domingos los comercios cierran sus puertas en contraposición con la impronta americana (en especial el norte del continente) que es mucho más proclive al consumo. “La política debe marcar la agenda y el rumbo que se quiere para la ciudad. Lo económico siempre se termina acomodando a la situación” expresó. En su llamado a la reflexión citó la postura del Papa quien promueve que los trabajadores puedan tener los domingos un espacio para el reecuentro con sus familias, el diálogo y el descanso”

La reunión de hoy ha sido muy positiva ya que se percibió la voluntad de lograr el acercamiento de ambas posiciones en el seno del Consejo Municipal, lo cual permite abrigar la esperanza de un pronto tratamiento de la ordenanza en cuestión.