Arba exceptuó de actuar como agentes de recaudación a más de 2.600 empresas



Arba exceptuó de actuar como agentes de recaudación a más de 2.600 empresas

         Fuente: Cronista.com
 

Fue por la decisión de la agencia de elevar en un 60% los montos de facturación que se utilizan para establecer la obligatoriedad de que ciertos contribuyentes ejerzan como agentes de retención y percepción en el Impuesto sobre los Ingresos Brutos.

 

La Agencia de Recaudación de Buenos Aires (ARBA) elevó en un 60% los montos de facturación que se utilizan para establecer la obligatoriedad de que ciertos contribuyentes ejerzan como agentes de retención y percepción en el Impuesto sobre los Ingresos Brutos, por lo que más de 2.600 empresas quedaron exceptuadas, según informó hoy.

El director de ARBA, Gastón Fossati, subrayó en un comunicado que "la medida beneficiará a 2.635 empresas bonaerenses que dejarán de actuar como agentes de recaudación y, de esa forma, verán reducidos sus costos administrativos".

Fossati explicó que "buscamos mantener actualizados los parámetros de ingresos que se usan para determinar qué contribuyentes deben ejercer como agentes de recaudación, de manera de evitar distorsiones y focalizar la obligación en aquellas empresas que cuentan con una estructura adecuada para hacerlo".

A partir de los nuevos valores establecidos en la Resolución 53-17 de ARBA, publicada esta semana en el Boletín Oficial, los contribuyentes que hubieran obtenido durante el año calendario anterior ingresos brutos operativos (gravados, no gravados y exentos) superiores a $ 32 millones deberán actuar como agentes de percepción y retención del régimen general. Antes, ese parámetro se ubicaba en $ 20 millones.

Para los expendedores de combustibles líquidos y derivados del petróleo, la obligación se fijó a partir de los $ 48 millones, cuando la anterior estaba en $ 30 millones.

En tanto, para quienes realizan operaciones de venta de cosas muebles el mínimo se situó en millones, sustituyendo el piso de $ 10 millones que regía desde hace dos años.

El funcionario recordó que "en enero de 2016, apenas comenzada nuestra gestión en ARBA, escuchamos la necesidad de las empresas y resolvimos aumentar los mínimos para brindarles un alivio a las pymes", y precisó que "en aquel entonces los valores no se actualizaban desde hacía seis años, lo que generaba enormes distorsiones".

"Ahora volvemos a incrementar ese piso para que los montos se mantengan acordes a la realidad, porque nuestra intención es que las empresas trabajen en un contexto de previsibilidad y transparencia", destacó el director de ARBA.